En la búsqueda de la verdad, a la cual todos somos iniciados en Cristo, deseo recomendarles a todos, pero especialmente a los católicos, el libro: HISTORIA DEL CRISTIANISMO, Tomo I y II, de JUSTO L. GONZÁLEZ. o muchos otros libros de la historia cristiana en cualquier biblioteca, y estudiar e investigar un poco si en verdad esa, la Iglesia Católica Apostólica Romana, (de los Romanos), es en verdad la verdadera Iglesia de Jesucristo, o es quizás solamente: “la iglesia de los diablos rojos de Roma“.

¿No creen ustedes que investigar y saber ésto es muy importante, y que además les haría mucho bien a todos ustedes, y también a muchos otros que están totalmente perdidos como ustedes?

Digo esto porque parece que la Santa Biblia en si misma, no es suficiente prueba de la verdad para ustedes, ni lo es para todos los demonios que hacen la fiesta junto a ustedes.  Además, haríamos mal en preguntarle al ladrón si él robo tal o cual cosa, pues es muy posible que diría que no; “el cinismo es la principal característica y credencial de quienes roban, mienten y asesinan“.

¿Cómo se le debe preguntar sobre sus mentiras al mentiroso?, … pues siempre las va a negar, nos confundiría aún más con sus cuentos y mentiras. Así que señores católicos, para saber la verdad: “hay que reunir pruebas”, “hay que investigar“, y eso es lo que hace la historia. Hay suficientes manuscritos y libros de historiadores confiables que demuestran muchas y quizás todas las mentiras de los diablos rojos de Roma, (los auto-llamados católicos).

También hubieron “prominentes sacerdotes católicos” que destaparon ellos mismos muchas mentiras garrafales de su propia Iglesia Católica . Ejemplos: Agustín de Hipona y Martín Lutero, ellos fueron sacerdotes católicos muy prominentes y muy respetados, hombres honorabilísimos, estudiosos y fieles a la verdad; también hubieron muchos otros católicos que ya se han separado de las mentiras propagadas por esa iglesia, hombres que descubrieron a tiempo que se equivocaron, y que estaban erróneamente asociados a una iglesia del mal. No a la Iglesia de Dios Padre, sino a una Iglesia del Diablo. Pues la Católica Romana, es sin duda alguna, una Iglesia de Satanás.

Ojo. Esto es muy serio y muy importante como para pasarlo por alto sin una debida y extensa investigación. Al menos, debería ser un tópico de extrema importancia para quienes si quieren salvar su alma de la quinta paila del infierno. Pero hay que estudiar con seriedad y con profundidad a cada uno de estos personajes para razonar los motivos que tuvo cada uno para separarse de esta iglesia; a algunos los persiguieron y los  separaron por encarar la verdad frente al mismo Papa, y luego tendremos que discernir sus decisiones usando la cabeza y no los pies.

Es importante que nos enfrentemos a la verdad, por amarga que ella parezca, dado que, –según las sagradas escrituras-, este es un asunto de vida o muerte, de nuestra salvación o de nuestra condena al fuego eterno.

Jesús vino a conquistar el corazón, (la razón), de la gente, la mente de las personas, haciéndoles meditar, reflexionar y pensar bien sobre la verdad que el traía consigo, para ultimadamente llevarlos al arrepentimiento de sus equivocaciones y de sus pecados.

Fue muy difícil su labor, como lo es ahora, y ha sido siempre la labor mas difícil de todos sus discípulos. Más aún, ser un católico es lo mas fácil del mundo, allí empieza la carrera a la corrupción, a las mentiras, al robo, al crimen y a la perdiciónEn el catolicismo se aprende el desamor por los demás, y por toda la humanidad entera, a contravenir todas y cada una de las leyes de la sociedad y de Dios Padre; por cierto, el infierno mismo empieza en la Iglesia Católica Apostólica de los diablos rojos de Roma. En mi opinión, esa es la puerta principal de entrada al mismo infierno.

Abran bien los ojos señores, cualquier pillo, ratero, asesino, hipócrita, fornicario, pedófilo, borracho, cuentero mentiroso, meco (homosexual) y sinvergüenza, puede ser un sacerdote o un fiel católico, y puede seguir siendo lo mismo el resto de su vida. Pero por otra parte, ser un verdadero siervo de Dios, eso si que es lo complicado. Los verdaderos Siervos de Dios sirven a Dios, y no podrían jamas ser los siervos de una iglesia de diablos romanos.

VENID Y TOMAD LA PUERTA ANGOSTA !!
PORQUE POR LA PUERTA GRANDE ES POR DONDE SE PIERDEN TODAS LAS ALMAS DE LA TIERRA !!

!! OÍDME TODOS, SEGUID AL CRISTO, NO A LOS DIABLOS ROJOS DE ROMA !! SOLO EL CRISTO TIENE EL PODER, EL HONOR Y LA GLORIA PARA SANTIFICARNOS Y PARA SALVARNOS, Y PARA CONDUCIRNOS A LA VIDA ETERNA. A EL SEGUID, SOLO A EL, Y A NADIE MAS QUE A EL.

Marcos 9:7
Entonces se formó una nube, cubriéndolos, y una voz salió de la nube [diciendo]: Este es mi Hijo amado; a El oíd.

A todos los católicos, les recomiendo seguir la lectura y leer el siguiente artículo:

¿Cual es la iglesia que fundó Cristo?

“Toda planta que no plantó mi Padre Celestial, será desarraigada” (Mat. 15:13). “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por Mí se puede llegar al Padre.”(Juan 14:6) UN SOLO DIOS Y PADRE DE TODOS NOSOTROS – EFESIOS 4:5-7 UN SOLO SEÑOR – EFESIOS 4:5-7 UN SOLO BAUTISMO – EFESIOS 4:5-7 UNA SOLA […]

 

Si te gusta, compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + dieciseis =