Jesús quiso que su iglesia sea santa, pura e inmaculada, y que ésta esté siempre en manos de sus santos, hombres especiales a quienes él mismo “selló” con el “Espíritu Santo”. No la dejó en manos de pecadores, y peor aún en las manos de Satanás. Jesús dejó su iglesia en manos de sus santos. Hombres santificados por EL mismo.

El nos dejo claro cual es el caminos a la santidad, él mismo llevó a sus 12 discípulos, (contando con Saúl), desde su estado de pecadores a su postura final de santos. Juntos caminaron el camino, les enseño la verdad de sus propios labios, y los santificó a todos sellándolos con el Espíritu Santo. Ellos fueron el pilar de su iglesia original, sus discípulos, los Apóstoles de Jesucristo.

Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Simón Pedro y Andrés su hermano, Jacobo hijo de Zebedeo y Juan su hermano, Jacobo hijo de Alfeo, Jacobo el hermano menor del Señor Jesús y líder de la primera Iglesia de Jerusalen, a quien se le llamó Santiago y fue quien escribió la hermosa Epístola de Santiago, y otros 3 hermanos menores del Señor Jesús que no creyeron en él durante su vida terrenal pero que posteriormente se unieron a los 12 apóstoles después de su resurrección. Judas hijo de Jacobo y Judas Iscariote, el que lo traicionó. Y Saúl llamado Pablo que reemplazó a Judas después de la resurrección.

A ellos, a sus 12 Apóstoles fue a quienes el Señor Jesús entregó su iglesia. A sus santos, todos ellos sellados con el Espíritu Santo. No dejó su iglesia en manos de pecadores sino de hombres santos, rectos, probos, conocedores de los evangelios y de los mandatos de obediencia que son requeridos tanto para la santificación como para la salvación. Ellos siguieron entonces la misma disciplina inculcada por su Señor y Maestro, llevando a su vez otros hombres desde su estado de pecado a su santidad total, tal como lo hizo el Señor Jesús con ellos mismos; y con ellos, con los nuevos santos, fundaron entonces las 7 iglesias cristianas que después se mencionan en el libro de Apocalípsis.

Esa fue “la disciplina bíblica de la iglesia primitiva de Cristo” que hoy ya no se ejerce ni se practica en ninguna parte de este planeta. La iglesia moderna, ya no está en manos de “hombres santos” sino de pecadores.

Hechos 1:8
pero “recibiréis poder”, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me “seréis testigos” en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

El poder del Espíritu Santo fue concedido a sus apóstoles; y entonces si, les dio a ellos, y solo a ellos el mandato final de ir a predicar el evangelio a todas las naciones, haciendo discípulos de Cristo, bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo, enseñándoles a todos a obedecer las cosas que el les había enseñado. Esta era la condición mas importante de todas: “enseñándoles a todos a obedecer las cosas que el les había enseñado“.

Mateo 28:18-20
Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar (obedecer) todo lo que os he mandado (enseñado); y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Hoy en día, el único poder manifiesto que podemos observar en todo los diablos que dirigen las iglesias es su exitosa lengua viperina, la facilidad con que engañan a la gente, su homosexualidad o pedofilia, su avaricia y afán de acumular bienes, su arrogancia extrema, y su nefasta inclinación al pecado. Ya no predican el “Evangelio de la Verdad” sino sus propias doctrinas (Doctrina Católica, Mormona, Testigos de Jehová, Bautistas, Adventistas, etc.), peor aún enseñan las cosas que EL mandó, porque ni siquiera las saben. No saben nada sobre la disciplina de la Iglesia original encomendada a los apóstoles. ¿Y si no la saben, … cómo van a cumplir?

Los nuevos pastores, curas, obispos y cardenales, incluyendo al mismo Papa de la iglesia católica apostólica romana, ya no son santos sellados con el Espíritu Santo sino simples pecadores, (diablos), nombrados por otros pecadores, ensalzados y aplaudidos por ellos mismos, para dirigir iglesias que ya no producen santos sino demonios.

Juan 5:44
¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?

Cuando Jesús fundó su iglesia en Jerusalem, (no en Roma), la famosa iglesia de los diablos rojos llamada “Iglesia Católica Apostólica Romana”, todavía no existía siquiera. Ni siquiera estaba en los planes ni pensamientos de los romanos, pues durante los primero 3 siglos de la iglesia de Cristo los romanos se dedicaron mas bien a asesinar, a crucificar a tantos cristianos como pudieron, intentaron a toda costa destruir la Iglesia de Jesucristo con la finalidad de borrar su iglesia de la faz del planeta.

Lo curioso es que mientras mas perseguian y asesinaban cristianos, mas crecía la Iglesia de Jesucristo por si sola, y por todas partes. Esto se debió en gran parte a que las primeras iglesias cristianas si se sujetaron fuertemente a la disciplina implementada por el mismo Jesús el Cristo. Las iglesias estaban en manos de sus santos todo el tiempo. No en manos de arrogantes pecadores.

El “imperio romano” entonces, que no era un imperio cristiano del todo pues su Dios, -por decreto oficial-, era el “Cesar”, decidió entonces “apropiarse” de la iglesia de Cristo, y llevársela a Constantinopla, la Capital Romana en aquel tiempo.

Hoy en día, los diablos romanos dicen que la de ellos es la “Iglesia de Cristo”, e igual lo afirman todas las otras iglesias autodenominadas cristianas: Anglicanos, Bautistas, Testigos de Jehová, Mormones, Adventistas, Evangélicos, Ortodoxos, Protestantes, y otros miles de otras iglesias en todo el mundo, todas ellas ahora en manos de demonios mas demonios que el mismo diablo.

Si así fuera, que esas fueran en verdad la Iglesia de Cristo, o Iglesias Cristianas, habríamos de preguntarles a todos ellos de uno en uno: ¿Y en donde tienen escondidos a sus Santos sellados todos ellos con e; Espíritu Santo? ¿Y a los Católicos, por que los santifican después de muertos?  La Verdadera Iglesia de Cristo es una iglesia de santos vivos. No de santos muertos, menos aún de santos petrificados.

MARCOS 12:27
DIOS NO ES DIOS DE MUERTOS, SINO DE VIVOS; ASI QUE VOSOTROS MUCHO ERRAIS

Desde hace muchos siglos cualquier demonio, (hijo de Satanás), se declara santo, o un grupo de demonios lo declaran santo, abren así una iglesia cualquiera a la cual hasta le pone el nombre de “Iglesia Cristiana”, después sus nuevos esclavos, demonios y víboras, se encargaran de hacer crecer su negocio y de traer mas diablos como ellos a confabular con ellos en los mismos objetivos del diablo primero, formando el círculo demoniaco mas grande, mas grave y más tenebroso del mundo.

En estas iglesias modernas ya no se producen santos sino solo demonios. Ninguno posee el Espíritu Santo, porque no han sido sellados por el Padre ni por el Hijo. Son gente que se auto-atribuye ser santos pero en la realidad son mas diablos que el mismo demonio. Vivarachos ingeniosos que hacen “mercancía” de tantos ignorantes que abundan en este planeta.

Jesús prometió y envió el “Espíritu Santo” exclusivamente a sus Santos

Los pastores y curas modernos lo han bajado al Espíritu Santo del cielo, ellos mismos lo han trasquilado, lo han desplumado, le han quitado todos sus poderes, su conocimiento, honor y gloria, e incluso lo han convertido en sus niñeras personales, con quienes afirman ellos que hasta hablan con él en persona, que los guía paso a paso, dicen estar seguros que Dios mismo esta con ellos y con sus congregaciones, y además que el Espíritu Santo no es exclusivamente para los Santos sino para todos los pecadores, cuando por otra parte la biblia dice claramente:

Santiago 4:4
!!Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Hebreos 12:14
Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Todo aquel que ame este mundo, o las cosas de este mundo, al cual Dios mismo ya maldijo, es un enemigo de Dios. Empezando por los que aman a las iglesias de este mundo, las cuales no son la iglesia de Dios sino las iglesias de Satanás, edificadas especialmente para apartar al hombre de Dios.

Romanos 1:18
Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que con injusticia restringen la verdad;

Efesios 5:6
Que nadie os engañe con palabras vanas, pues por causa de estas cosas la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia.

Juan 7:7 
El mundo no puede odiaros a vosotros, pero a mí me odia, porque yo doy testimonio de él, que sus acciones son malas.

CURAS, PASTORES, OBISPOS Y CARDENALES, INSCLUSO EL MISMO PAPA, ELEGIDOS POR HOMBRES, AUTO-ELEGIDOS, O ELEGIDOS POR CONCILIOS DE HOMBRES, NO TIENEN LA AUTORIZACIÓN DEL CIELO PARA DIRIGIR NINGUNA OTRA COSA QUE NO SEA SOLAMENTE SUS PROPIAS VIDAS Y SUS PROPIOS HOGARES. JAMAS ESTARÍAN AUTORIZADOS POR EL CIELO PARA DIRIGIR IGLESIA ALGUNA, NI SIQUIERA PARA PREDICAR LOS EVANGELIOS, SINO SOLAMENTE HASTA DESPUÉS DE HABER SIDO SELLADOS CON EL ESPÍRITU SANTO CUANDO RECIBIRÁN GRAN PODER, CONOCIMIENTO, HONOR Y GLORIA. ANTES DE ESO, NADA. NO ESTAN AUTORIZADOS PARA NADA.

NINGÚN HOMBRE QUE NO HAYA RECIBIDO EL SELLO DEL PADRE Y DEL HIJO MEDIANTE EL ESPÍRITU SANTO, Y CON ELLO, HAYA RECIBIDO TAMBIÉN GRAN PODER, HONOR, CONOCIMIENTO Y GLORIA, PUEDE ABRIR O DIRIGIR IGLESIA ALGUNA. IGLESIA QUE NO ESTA DIRIGIDA POR UN SANTO “SELLADO CON EL ESPÍRITU SANTO”, ES UNA IGLESIA DE SATANÁS.

ESTA ES LA “DISCIPLINA BÍBLICA DE LA IGLESIA DE CRISTO, UNA IGLESIA DE SANTOS VIVOS. NO DE SANTOS MUERTOS. PEOR AUN DE SANTOS POR PRODUCIR. NI HABLEMOS QUE SEA DE SANTOS PETRIFICADOS.

Ya dejen de ser ignorantes. Revisen bien los evangelios y la historia cristiana. Lean bien las cartas evangélicas a los santos de las otras iglesias. La iglesia primitiva siempre estuvo en manos de los santos, jamás estuvo en manos de pecadores.

Más información en:

TODAS LAS IGLESIAS DEL MUNDO FORMAN PARTE DEL PLAN DE SATANÁS PARA LA DESTRUCCIÓN DE LA HUMANIDAD – Yeshúa ( Jesús )
http://daprose.net/yeshua/?p=502

FAVOR COMPARTIR
un-angel-y-un-demonio-500x375

Si te gusta, compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 7 =