Se nos previno a tiempo acerca de que el príncipe de este mundo es Satanás. Este es un ser de algún lugar remoto en el universo quien fue arrojado a este planeta junto a todas sus legiones de simpatizantes, (una tercera parte de todas las legiones del universo).

“Y fue hecha una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lidiaban contra el dragón, y lidiaba el dragón contra los ángeles”. (8) Y no prevalecieron màs en su lugar en el cielo”. (9) Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua (Leviathan) y Satanás, el cual engaña a todo el mundo; fue arrojado en la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. (12) Por lo cual alegraos cielos, los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! Porque el diablo ha descendido a vosotros, teniendo gran ira sabiendo que tiene poco tiempo” (Apo. 12:7-12).

También nos previnieron que este demonio es el gran engañador, mentiroso y cuentero supremo de este mundo. Las cualidades que lo adornan son innumerables: de hermosura perfecta pero cuentero y mentiroso cual ninguno, sabio pero cínico, arrogante, asesino, despiadado, inmoral, orgulloso. De él Dios Padre dice lo siguiente (en el libro del Profeta Ezequiel):


Ezequiel 28:11-19

El Señor me dirigió la palabra: «Hijo de hombre, entona una elegía al rey de Tiro y adviértele que así dice el Señor omnipotente:

»“Eras un modelo de perfección, “lleno de sabiduría y de hermosura perfecta”. Estabas en Edén, en el jardín de Dios, adornado con toda clase de piedras preciosas: rubí, crisólito, jade, topacio, cornalina, jaspe, zafiro, granate y esmeralda.

Tus joyas y encajes estaban cubiertos de oro, y especialmente preparados para ti desde el día en que fuiste creado. Fuiste elegido querubín protector, porque yo así lo dispuse. Estabas en el santo monte de Dios, y caminabas sobre piedras de fuego.

Desde el día en que fuiste creado tu conducta fue irreprochable, hasta que la maldad halló cabida en ti. Por la abundancia de tu comercio, te llenaste de violencia, y pecaste. Por eso te expulsé del monte de Dios, como a un objeto profano.

A ti, querubín protector, te borré de entre las piedras de fuego. A causa de tu hermosura te llenaste de orgullo. A causa de tu esplendor, corrompiste tu sabiduría.

Por eso te arrojé por tierra, y delante de los reyes te expuse al ridículo. Has profanado tus santuarios, por la gran cantidad de tus pecados, ¡por tu comercio corrupto!

Por eso hice salir de ti un fuego que te devorara. A la vista de todos los que te admiran te eché por tierra y te reduje a cenizas.

Al verte, han quedado espantadas todas las naciones que te conocen. Has llegado a un final terrible, y ya no volverás a existir.” »


1 Pedro 5:8
Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar.

…..
Incluso se nos dijo que Satanás se irá contra el Príncipe de los Príncipes (Jesús), pero que será finalmente derrotado sin la intervención humana.
…..

Daniel 8:25
Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; (usa los gobiernos, las religiones y sectas en este mundo), y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a muchos; y se levantará contra el Príncipe de los príncipes, (contra Jesús), pero (el anticristo) será quebrantado, aunque no por mano humana.

…..
Pocos, muy pocos reflexionan serenamente sobre el poder sobrenatural de este ser que controla este mundo y lo conduce al caos inminente, como ya lo hemos visto en todas partes: guerras, cambio climático, destrucción del subsuelo, contaminación de las aguas, destrucción de la familia, guerra satánica entre géneros, homosexualismo y lesbianismo, transgenero, trabestismo, pedofilia, bestialismo, crímenes, manías y psicopatías, etc.

Sus principales instrumentos de destrucción son: Los políticos, los policías y militares, los curas, los pastores, los obispos, cardenales y el PAPA, los astrólogos, los curanderos y shamanes, los abogados, jueces y vendedores, las lesbianas e invertidos, los cuenteros y mentirosos, los ladrones y asesinos. Con ellos ha formado alcaldías, prefecturas, gobernaciones, ministerios, legislaturas, fiscalias, iglesias, monasterios, conventos, reinos, papados y principados.

Los humanos no tienen defensa alguna. todos están a su entera disposición. De allí que es necesaria la intervención del cielo como efectivamente va a suceder; y el lo sabe. se le agota el tiempo, y su ira va a ir aumentando gradualmente. El sabe que ya se acerca su fin.

Pronto saldrá de su escondite y empezara ha hacer prodigios y milagros, con lo que engañaría aun más a la humanidad; incluso a los escogidos. Pero eso sera por muy corto tiempo. Su fin cada día esta mas cercano.

 

Si te gusta este sitio o este artículo, lo puedes compartir en tus redes favoritas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − uno =